Cómo elegir un grifo para cambiar tu cocina

¿Estás pensando en cambiar el grifo de tu cocina y no sabes muy bien en qué aspectos debes centrarte? Antes de nada, ¿qué tipo de grifo necesito?, ¿qué estilo quiero aportar a mi cocina?, ¿qué particularidades tiene mi fregadero? Estas cuestiones serán las que te guíen en tu compra y te orienten con cada duda que te pueda surgir.

Diseño + funcionalidad

Cambiar el grifo del fregadero puede ser una buena oportunidad para dar un nuevo aire a la estancia y, al mismo tiempo, mejorar su funcionalidad. Su estética reflejará la personalidad de tu cocina y por ello no debes descuidar este aspecto, pero la utilidad debe ser la máxima prioridad. Toma nota de las siguientes pautas para aprovechar al máximo ambos elementos:

 

  • ¿Qué tipo de grifo necesitas?

 

El grifo de caño bajo u horizontal es la mejor elección para fregaderos muy amplios en los que resulta necesario que el caño quede en una posición más centrada.

El caño alto, por otra parte, es ideal cuando no hay ventanas al otro lado que se abran hacia adentro. Pero su mayor ventaja es que permite ganar espacio y no supone un obstáculo cuando se utiliza el fregadero. Suele ser más compatible con diseños más vanguardistas y originales, adecuados para dar un estilo más industrial a la cocina.

Considera igualmente optar por un grifo de caño flexible, perfecto para acercar el chorro de agua a donde necesites. Un extra del que sin duda sacarás un gran partido.

Los grifos de caño extraíbles, por otra parte, pueden compaginarse tanto con los de caño alto como con los de bajo, y son especialmente útiles en el caso de fregaderos grandes, para llegar a sitios donde con un grifo clásico no es posible que llegue. Y lo mejor: aportará al grifo un estilo mucho más profesional.

Si optas por uno de caño alto, puedes escoger que sea abatible, ideal para fregaderos con ventanal, ya que te permitirá abrir las ventanas hacia adentro sin ningún impedimento con solo un simple gesto para abatirlo hacia adelante o subirlo cuando precises.

 

Por último, no olvides considerar los grifos para agua tratada una manera cómoda y sencilla de disfrutar de agua sana y olvidarse de gastar en agua embotellada. Los grifos osmosis de Clever  combinan en un solo grifo agua filtrada y agua mezclada de la red, y su instalación puede realizarse sin necesidad de perforar el fregadero.

 

  • ¿Cuál es tu estilo?

 

Hay quien opta por escoger un diseño de grifo acorde con el resto de decoración, pero de este modo no se suele lograr un cambio significativo en la cocina. No se trata de desviarse completamente del estilo, pero es recomendable apostar por uno que rompa un poco con las líneas de decoración actuales, para así conseguir dotar a la cocina de una nueva personalidad.

 

Generalmente, los grifos suelen tener un acabado cromado brillante o de acero inoxidable, un diseño en consonancia con cocinas modernas y de carácter industrial. Pero si lo que buscas es un estilo diferente y original, los nuevos grifos de cocina Chef Slim de Clever te ayudarán a conseguirlo.

 

El ahorro en el consumo de agua y en tu bolsillo deberá ser otro aspecto a tener siempre presente, y que contribuirá igualmente a mejorar la funcionalidad de tu cocina. Sigue estos consejos y descubre lo fácil que puede resultar dar un nuevo estilo a tu cocina.




Logo icono de grifería clever

Le informamos de que la web podrá utilizar cookies durante la prestación del servicio del mismo con las finalidades de facilitar su navegación y precargar sus preferencias. Pulse aquí para más información. Aceptar