Conoce cómo se fabrican los grifos de Clever

- Fabricar un grifo es un proceso complejo de diseño, fundición, mecanizado y cromado.

Distintas pruebas y testeos garantizan la calidad de los grifos de cocina y baño de Clever.

 

Detrás de un grifo de cocina o baño hay un largo proceso de diseño y fabricación. Cada vez que giramos la maneta ponemos en marcha un complejo sistema de discos, válvulas y circuitos por los que el agua tiene que filtrarse hasta llegar al vaso, cacerola o jarra para su consumo. Fabricar un grifo es una tarea compleja que desde Clever llevamos a cabo siguiendo estrictos controles de calidad para evitar fugas o problemas de funcionamiento.

Si alguna vez te has preguntado cómo se fabrican los grifos, este post es para ti.

 

Proceso de fabricación de un grifo Clever Diseño

El diseño conceptual se realiza entre los ingenieros y los jefes de producto de Clever. Durante este proceso se eligen los tamaños, las formas y las novedades técnicas que se aplican en cada colección. Gracias a programas de diseño en 3D y la comparación con modelos reales, se pueden crear modelos únicos cumpliendo con todas las garantías de calidad. Es uno de los pasos más importantes ya que una vez aprobado, el diseño se envía a fábrica.

 

Creación de moldes de fundición

Para la producción en serie de piezas de pequeño o regular tamaño con acabado profesional se utilizan moldes de fundición metálicos. Cocemos los moldes en nuestros hornos de fábrica y se dejan listos para recibir el latón.

 

Fundición de latón

El latón es una aleación de cobre y zinc muy utilizada para productos de decoración por su acabado brillante. Está presente en cerraduras, válvulas, artículos de fontanería o instrumentos musicales. El latón fundido se introduce en los moldes que hemos elaborado previamente y se somete a frío para conseguir que las piezas se endurezcan.

 

Mecanizado y primer testeo

Las piezas que salen de los moldes pueden tener pequeñas imperfecciones o muescas, por lo que es imprescindible someterlas a un proceso de mecanizado.

Durante esta fase los distintos tipos de máquinas (tornos, fresadoras, matrices…) perfilan la forma de la pieza hasta conseguir el aspecto definitivo. En este momento ya se pueden ensamblar las partes que componen el grifo por lo que se realiza el primer testeo de calidad. Se comprueba que el latón no tiene poros o imperfecciones mediante agua a presión y se realiza un test dimensional.

 

Pulido y cromado

¿Cómo se consigue el brillo de los grifos? Nuestros operarios limpian las impurezas de fábrica con máquinas de pulido y las someten a un baño de cromo para evitar la oxidación. La combinación de estas dos fases consigue ese brillo espejo tan característico.

 

Última prueba de calidad, embalaje y distribución

Para finalizar, nuestro equipo de calidad somete las piezas a una nueva prueba de resistencia. Se verifica que las fijaciones y válvulas funcionan correctamente y responden a los estándares de calidad de Clever. Este test a final de línea es el paso previo antes de embalar los productos y distribuirlos a todo el mundo desde nuestra planta en Barcelona. 

 

Cuando hablamos de grifos solemos ver el acabado final y sus funcionalidades, pero tan importante es este aspecto como el proceso que se lleva a cabo para conseguirlo. La vida del grifo depende de su calidad y como es una de nuestras máximas, te ofrecemos hasta 5 años de garantía.

 

 




Logo icono de grifería clever

Le informamos de que la web podrá utilizar cookies durante la prestación del servicio del mismo con las finalidades de facilitar su navegación y precargar sus preferencias. Pulse aquí para más información. Aceptar